¿Por qué el Marketing y la Comunicación deben trabajar juntos?

Como en el caso de las redes sociales tradicionales, hay que conocer su funcionamiento, saber qué objetivos tenemos y elaborar un plan para conseguirlos.

Las redes sociales corporativas tienen una serie de ventajas en caso de una correcta utilización, entre las que podemos destacar las siguientes:

  1. Menor pérdida de tiempo y, por tanto, mayor productividad.

  2. Como consecuencia de lo anterior, el negocio se vuelve más ágil y mejoran todas las áreas del mismo.

  3. Fomentan la colaboración, estén donde estén los empleados, y el trabajo en equipo.

  4. Permiten compartir conocimientos y, en muchos casos, detectar el talento de los empleados.

  5. Fomentan el sentimiento de pertenencia, lo que favorece la implicación de los trabajadores y facilita la transmisión de los valores de la compañía.

  6. Permiten abrir nuevos canales de comunicación, en todos los sentidos.

  7. Permiten desarrollar subgrupos por temas de interés.

  8. Fomentan la transparencia y la cultura 2.0.

Como decíamos antes, hay que saber usarlas para que muestren todo su potencial. Para ello, aquí os dejamos algunos consejos:

  1. Explica a los empleados claramente sus usos, para qué se implanta y qué pueden hacer en ella (o qué uso se espera que hagan de ella).

  2. Ofrece toda la información y asesoramiento que sea necesario.

  3. Implica a todos dentro de la empresa, desde el cargo más alto hasta el último empleado.

  4. Permite sugerencias y crea los espacios necesarios para compartir ideas de mejora.

  5. Comparte comunicados y mantén informados a los trabajadores.

¿Algún ejemplo de redes sociales corporativas? Pues si estáis interesados, podéis echar un vistazo a YammerZyncroKudosSocialCast o Socialshared.

Fuente: mirinconsocial.wordpress.com

0 visualizaciones0 comentarios