top of page

El reto de las fintech en la pospandemia

En el mundo actual, es una realidad hablar de inclusión y democratización financiera. Según la Superintendencia Financiera de Colombia, junto a la Banca de las Oportunidades, de los 36.4 millones de adultos que había en Colombia en el año 2021, el 87.8% ya contaba con un producto financiero. Un aliado clave para este desarrollo fueron las fintech.

Según Colombia Fintech, en los últimos años el sector ha desembolsado 8 millones de créditos, superando en sus activos totales los $6,4 billones. Al conocer el impacto que han tenido las finanzas abiertas del país en la sociedad, el gobierno instauró el decreto 1297, por medio del cual las regula.



A pesar de su gran avance y acogida, los retos del sector son bastantes. Hace años, el ser digital era un factor diferencial para empresas. “En el contexto de la industria financiera, por ejemplo, el ofrecer una aplicación virtual para los usuarios fue uno de los mayores creadores de valor para Bancos y Fintechs. Sin embargo, hoy en día, el ser digital es tan solo un requerimiento más. Y es que, específicamente en el mundo de las fintech, ya no basta con que el cliente se descargue una aplicación móvil para comprobar sus datos o su crédito, pues el cliente de hoy es mucho más exigente y espera cada día más de su proveedor de servicios financieros” afirma Vivian Jones, VP de Infobip para LATAM, sobre la charla de Silvio Jutic “Being Digital is Not Enough” en LATAM Fintech Market 2022.

Es evidente que las fintech deben continuar innovando en sus procesos, para responder a las necesidades cada vez más demandantes de los consumidores bancarios. El secreto de su supervivencia en el mercado radicará en implementar las correctas tecnologías que permitan dar, más allá de lo digital, una excelente experiencia al cliente.

Una de las soluciones más recomendadas por Infobip, plataforma de comunicaciones en la nube, son los chatbots bancarios, porque son capaces de reducir el tiempo de interacción con clientes a cuatro minutos.

Vale la pena resaltar que con la automatización es posible:

1) Reducir costos: gestionar actividades en un menor tiempo y, por lo mismo, disminuir la cantidad de agentes contratados que solo se dedican a casos más complejos (lo que se traduce en dinero).

2) Personalización de las comunicaciones en pro de un aumento de su efectividad: comprender más detalladamente las características y preferencias de cada usuario.

3) Mejora de la experiencia general del cliente: porque se puede obtener experiencias más rápidas, sencillas, fluidas, personalizadas y que invitan a la autonomía o la autogestión de sus dudas.

4) Verificación de la identidad: de qué tan complejo o sencillo y fluido sea registrarse y verificar la identidad, dependerá en gran medida la satisfacción de los clientes

Las fintech deben actuar a tiempo para no caer en lo tradicional. Vale la pena resaltar que 8 de cada 10 latinoamericanos estarían dispuestos a cambiarse de institución financiera en busca de un mejor servicio. Por su parte, en Colombia un 70% de la población considera que la experiencia al cliente, es de mucha importancia y que es algo que puede seguir mejorando la banca tradicional que, a diferencia de las fintech, deben seguir fortaleciendo su experiencia, según un estudio solicitado por Infobip a la consultora Frost & Sullivan.

Vivian Jones, VP Latam de Infobip, concluye “las fintech han evolucionado muchísimo sobre cómo mitigar el riesgo de fraude sin impactar la experiencia del cliente y que este último empiece a confiar. Desde Infobip estamos ayudándolas a que puedan cumplir de manera silenciosa las validaciones con los operadores móviles para que las usen como score de riesgo.”



3 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page