top of page

Día Mundial del Turismo: demandas y tendencias de 2022.

El 27 de septiembre se conmemoró el día Mundial del Turismo, principal sector económico en España, bajo el lema "Repensar el turismo". Esta celebración dirigida por la OMT, tiene como propósito sensibilizar a la comunidad internacional sobre el valor social, cultural, político y económico del turismo, además concienciar sobre cómo el sector puede contribuir a lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

El fin de las restricciones a causa de la Covid-19, ha supuesto en esta temporada un aumento de la confianza y las ganas por viajar, haciendo que el sector crezca a un ritmo acelerado. Según los datos de Kayak.es, las búsquedas de vuelos para este verano se han incrementado alrededor de un 102% en comparación con los niveles previos a la pandemia. La posibilidad de volver a viajar con normalidad, se refleja también en el aumento de la estancia media del turista: -de 6,3 días, sube a un 7,3- además de crecer el gasto medio por turista en este 2022 en un 15%.

Las tendencias turísticas que han marcado el regreso a la normalidad.

Los datos mencionados anteriormente reflejan el regreso de otras formas de viajar. El turismo MICE, perdido durante los meses de pandemia, encabeza la lista de modalidad de viaje líder debido a los numerosos congresos, ferias y eventos empresariales perdidos tras la Covid-19. Esta categoría turística conforma uno de los principales marcos económicos del sector, llegando a alcanzar el 6% del turismo nacional. Regresa también el turismo rural, con un creciente auge de alquiler de casas rurales, glampings de lujo en la naturaleza y escapadas a destinos secundarios para evitar aglomeraciones y masificaciones. Durante 2021, 4 de cada 10 españoles eligieron realizar turismo rural.


Sin embargo, el marco de tendencias turísticas de este año 2022 lo encabeza la sostenibilidad, que se posiciona cada vez más como uno de los argumentos en lo que basan los consumidores sus decisiones a la hora de organizar un viaje, según datos del GWI (Global Web Index). Este estudio, destaca que el 70,1% de los encuestados, están dispuestos a pagar más en experiencias eco-friendly y que, el 51% de los viajeros a nivel global, consideran que las empresas turísticas deben asumir una mayor responsabilidad social y medioambiental en el desarrollo de su actividad, sabiendo que el 59,1% del gasto total de estos turistas, está destinado a los establecimientos hoteleros.

Según Carlos Fluixá, CEO & Co-fundador de ECO-ONE, cada vez son más los hoteles que cambian su modelo de negocio hacia uno más sostenible: “La demanda de la sostenibilidad hotelera por parte de los turistas, está en auge. Actualmente, es fundamental para el viajero encontrar un hotel que confluya con el entorno y respete el medioambiente. Es una de las claras tendencias que hemos confirmado en este verano 2022.”

Son muchos los factores a tener en cuenta para que el desarrollo del turismo no aumente la crisis climática. Poner en marcha acciones fundamentadas y lograr compromisos firmes orientados a cumplir los objetivos mundiales de reducción de las emisiones en la próxima década, tendrá lugar si minimizamos nuestra dependencia a los combustibles fósiles, comenzamos a viajar de una manera más responsable, cuidamos y protejamos el entorno del que depende el turismo y empecemos a implementar sistemas de energías verdes y renovables.

En este escenario, la costa Mediterránea es la principal región afectada por el crecimiento del turismo, ya que el aumento de la contaminación está creando un problema notable en el territorio nacional dada la escasez de agua, afectando al ecosistema, la biodiversidad y los sistemas fluviales del entorno. Esta situación se ve agravada por el impacto turístico, que crece anualmente un 3%. Asimismo, según el último estudio realizado por la Organización Mundial del Turismo (OMT) y el Foro Internacional del Transporte, las emisiones de CO2 del turismo crecieron al menos un 60% entre 2005 y 2016.

El cambio hacia la sostenibilidad hotelera.

Actualmente, se han puesto en marcha algunas subvenciones e iniciativas gubernamentales para ayudar y potenciar un tipo de alojamiento turístico más sostenible y respetuoso con el medio ambiente. Soluciones Energéticas para Hoteles, es un proyecto iniciado por la OMT en colaboración con un equipo de las Naciones Unidas y organismos importantes de la UE en materia de turismo y energía. El proyecto ofrece información, apoyo técnico y formación para ayudar a las pequeñas y medianas empresas del sector turístico y del alojamiento en los 27 países de la UE a incrementar su eficiencia energética y el uso de energías renovables, ya que el sector hotelero supone uno de los principales motores generadores de empleo e ingresos económicos, pero, también, es uno de los que más energía y agua utiliza y, por lo tanto, de los que más contamina. Actualmente, el consumo medio de agua en Europa en un hotel se sitúa en torno a los 394 litros por huésped y noche, y representan entre el 2% y el 5% del total del CO2 emitido por el sector turístico. En este contexto, empresas como ECO-ONE, ayudan al sector hotelero a iniciarse en la ruta hacia la sostenibilidad a través de productos y soluciones especializadas en las necesidades de cada hotel, ayudando a reducir su impacto medioambiental en el entorno y a rentabilizar sus facturas totales.


La necesidad de que existan alternativas sostenibles para potenciar un turismo asumible, es fundamental para solucionar los problemas medioambientales actuales: el aumento de las temperaturas y del nivel del mar, las continuas inundaciones y otros fenómenos meteorológicos, afectan a los ecosistemas de los que depende directamente la actividad turística. Restaurar los entornos naturales y nuestra

relación con ellos, será clave para que el sector garantice su prosperidad en el futuro.


2 visualizaciones0 comentarios
bottom of page