Cuatro destinos increíbles en Colombia para entrenar como un ciclista

El ciclismo ha sido motivo de orgullo en el país gracias a las exitosas representaciones de pedalistas colombianos que han participado en reconocidos certámenes internacionales. Asimismo, este deporte ha despertado un gran interés en cientos de colombianos, quienes se han convertido en practicantes aficionados que buscan increíbles rutas para retar su capacidad física y mejorar su resistencia.

Por ello, la plataforma Airbnb comparte cuatro destinos en el país donde los amantes del ciclismo pueden entrenar con diferentes grados de dificultad y explorar nuevos destinos.


1. Una ruta con aroma a café en Armenia, Quindío:

Esta ruta es ideal para los ciclistas que buscan un recorrido largo y exigente. Su punto de inicio es Armenia, la capital del departamento de Quindío, puede continuar por los municipios de Montenegro, Quimbaya y Filandia, y terminar en Calarcá.

Es un circuito complejo gracias a la variación de la altura en la que se encuentra. Adicionalmente, es un lugar lleno de aventura y adrenalina debido a las zonas montañosas que tiene alrededor y al finalizar el trayecto, degustar del famoso café del país será la recompensa.


Descansar de un largo trayecto en esta cabaña en Filandia

Esta cabaña ubicada en el municipio de Filandia, en Quindío, es el lugar perfecto para descansar luego de una gran rodada. El lugar cuenta con jacuzzi y fogata donde podrán relajarse y disfrutar de la impresionante vista del espacio.


2. Rodando por el Valle de Aburrá para llegar a la cima en Antioquia:

El Alto de las Palmas es un ascenso de aproximadamente 15 kilómetros, partiendo desde el centro oriental de la ciudad de Medellín hacia el oriente antioqueño, por lo que puede ser una ruta exigente y divertida para los ciclistas.


Conocer la ciudad de la eterna primavera desde este apartamento en el Poblado

Este apartamento con arquitectura contemporánea ubicado en el barrio El Poblado, en Medellín, cuenta con espacios que podrán ser útiles para ciclistas amateurs como gimnasio, azotea, jacuzzi y piscina. En estos, los aficionados podrán realizar entrenamientos previos a sus salidas por las montañas antioqueñas.


3. Pedalear hasta llegar a los páramos en Duitama, Boyacá:

Ruta La libertad, situada en el departamento de Boyacá, comprende un recorrido por los municipios de Duitama, Paipa, Firavitoba, Iza, Cuítiva y termina con el espectacular paisaje de Playa Blanca en la laguna de Tota. Este trayecto de 64 kilómetros fue pensado para ser recorrido durante dos días y cuenta con un penetrante clima frío.


Disfrutar de Boyacá en esta casa de campo en la Laguna de Tota

Esta casa campestre se caracteriza por su decoración marina y por estar ubicada a la orilla de la laguna de Tota en Boyacá. Cuenta con chimenea y zonas al aire libre como terrazas, muelles y balcón con vista al jardín donde podrán disfrutar de hermosos paisajes de la región.


4. El camino hacia un majestuoso cañón en Santander:

El Cañón del Chicamocha, considerado un accidente geográfico, está nominado para convertirse en una de las 7 maravillas del mundo y puede ofrece una ruta exigente para los ciclistas debido a que cuenta, en promedio, con dos kilómetros de profundidad aproximadamente y 227 kilómetros de largo.

Despertar con el amanecer santandereano en este glamping

Este exclusivo glamping, con una privilegiada vista al gran Cañón del Chicamocha, es un espacio ideal para disfrutar de un buen momento. Gracias a su ubicación, las personas tendrán la posibilidad de admirar paisajes únicos acompañados de un clima cálido en el día y frío en la noche.


*Todos los espacios y experiencias a los que se hace referencia en este texto están destinados exclusivamente a inspirar e ilustrar. Airbnb no recomienda ni promociona espacios o experiencias específicas.

10 visualizaciones0 comentarios