Cómo ha sido el empoderamiento de la mujer en el siglo XX

El sector de la moda y de la imagen, constituyen un pilar fundamental para hombres y mujeres, y hoy en día tienen cada vez más impacto. Por esto, es indispensable ser conscientes de aquello que proyectamos con nuestra imagen, no solo desde lo físico, sino como herramienta de comunicación no verbal, lo cual nos permite conseguir objetivos en muchos ámbitos y proyectarnos de la mejor manera ante los demás. La imagen vende y por eso, a continuación, vamos a realizar una retrospectiva sobre lo que ha sido el empoderamiento de la mujer en el siglo XX a través de la moda y la imagen.


La historia de la moda nos ayuda a comprender cómo ha sido la evolución cronológica de las prendas de vestir dentro de diferentes contextos sociales y cómo también ha sido diferente para el hombre, así como para la mujer. La evolución de la figura femenina en el siglo XX según Marta Pla, asesora y formadora en imagen personal y comunicación, estilista y docente de ESDESIGN del máster de diseño de modas, nos comenta que fue un cambio rápido y drástico, esta línea de tiempo nos ayuda a ver cómo la mujer se empoderó y acabó teniendo responsabilidades sociales que antes no se les permitía tener. Para explicar un poco sobre esta diferencia, iniciamos la retrospectiva.


Finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX, entre 1890 a 1914:

Hubo un tiempo en Europa que se percibía prosperidad y abundancia en varios campos profesionales, esto se vio reflejado en la figura femenina, donde la mujer se volcó a la elegancia y a la sofisticación, heredada de épocas antiguas, con respecto a la silueta se suavizó un poco más de lo que se veía en años anteriores. La Silueta “S” se compone por una figura más sinuosa, resaltando hombros y busto en la mujer, marcando la parte de la cintura de manera bastante exagerada y pronunciando de forma natural la línea de cadera, dibujando una silueta arqueada que lo que hacía era potenciar la feminidad de la mujer.


Estas siluetas por lo general las conseguían por medio del corsé, mujeres que llevaban este tipo de prendas a la final optaron por no seguirlos usando, dado que querían romper con este estereotipo. A partir de 1911 se hizo este cambio.



La mujer cambió su forma y figura, a una imagen fresca, mucho más funcional y autónoma, esto hizo que nuevos diseñadores entrarán en acción para generar propuestas de nuevas formas de cuerpo y con nuevos aires, donde se veía una innovación y evolución clara a partir de la época de 1910. Grandes diseñadores como Mariano Fortuny, hicieron nuevas propuestas para que la mujer fuera cambiando su figura en el siglo XX y cómo quería proyectarse, a lo que socialmente les permitían en cada década.


La repercusión de la segunda guerra mundial, también influyó en la moda de la mujer, dado que se empezaron a ver nuevas formas, una imagen más funcional, simple y austera. Esta época se dio para que la mujer se empezará a revelar, tener una vida más ligera y permitirse lo que antes no había podido hacer.


1910 – 1914, los iconos de la moda:

Un icono de la moda entre 1910 y 1920 fue Coco Chanel, quien ayudó a la mujer a tener más independencia, a tener un aire más masculino y funcionalidad en su imagen, a través del traje negro, el pantalón marinero, el bañador y el inconfundible traje de tweed o traje falda de punto. Coco Chanel fue, es y será una de las referencias de las épocas más recientes, una gran diseñadora que hoy en día es modelo de estudio en el sector de la moda. Sus diseños innovadores costaban de tal manera que eran aceptados o utilizados de forma inmediata.


Los años 20:

Estos marcaron una época para la moda femenina, en 1929 las prendas diarias tenían un aire más sencillo, austero y un poco más funcional, las faldas se alargaron, la cintura no cambiaba y durante el día la moda fue más seria y formal; mientras que en la noche era más provocativa como el corte sirena, la silueta griega se convirtió en una segunda piel. Actualmente se ve este diseño en vestidos de novia o de noche para fiestas.


El impacto de la segunda guerra mundial hizo que las mujeres se vistieran de forma un poco más sobria, pero dando un aire masculino, adaptándose a la época, con un aire muy militar, con pantalones anchos y por la escasez de recursos se utilizaban los falsos bolsillos, pero a pesar de esto, para la anoche se dio vida a los trajes de coctel. Este no era un traje tan sencillo, pero se adaptaba muy bien en la noche, haciendo que las mujeres que tenían pocos recursos contarán con esa pieza para sentirse bien.


Los años 50:

Christian Dior fue uno de los impulsores del “new look”, una forma estética que le ayudó a la mujer a coger esos nuevos aires para potenciar la elegancia y la sofisticación, viéndose lujosa. Estas siluetas se caracterizan por hombros estructurados, cintura muy ceñida y falda acampanada. Dior fue un visionario, conocía las necesidades de las mujeres e hizo que ellas se enamoraran de sus diseños.


Los 60, 70, 80 y 90:

Fue una línea de tiempo histórica donde surgieron muchos estilos sociales distintos y tribus urbanas, nacieron por la necesidad de expresar el descontento en diferentes targets de edad que no se sentían a gusto ni en el momento ni en el contexto en que estaban.


La moda continúa cambiando y transformándose según Marta Pla, docente de ESDESIGN y seguirá siendo un motor que motive a las personas a quererse ver siempre a la vanguardia, proyectando una buena imagen, inspirada en tendencias y por lo grandes íconos que perdurarán por mucho más tiempo.


Para ver la conferencia de Marta Pla, ingrese a este Link.

1 visualización0 comentarios