El futuro digital es una frágil combinación de promesas e incertidumbre

Valora este artículo
(0 votos)
Publicado en Proyectos, personas y Webs destacadas Martes, 10 Octubre 2017 17:03
El futuro digital es una frágil combinación de promesas e incertidumbre Tomada de: https://www.flickr.com/photos/visual3d-game-engine/

El informe de Internet Society enfatiza sobre la necesidad de trabajar más para preparar Internet para el futuro.

Internet Society (ISOC), una organización internacional sin fines de lucro dedicada a asegurar el desarrollo, la evolución y el uso abierto de Internet, publicó hoy el primer informe de su tipo destinado a explorar el futuro de Internet. Titulado “Paths to our Digital Future“ (Caminos hacia nuestro futuro digital), el Informe global de Internet 2017 examina Internet durante los próximos cinco a siete años e identifica los factores que forjarán su futuro. El informe descubre una combinación de retos y oportunidades para salvaguardar Internet para la siguiente generación y hace recomendaciones sobre los pasos que se pueden dar hoy en día para hacer realidad la promesa de un Internet para todos, en todo lugar.

El Informe global de Internet 2017 considera las numerosas fuerzas que están modelando Internet, desde la inteligencia artificial (AI) y las amenazas cibernéticas, las normas de Internet e Internet de las cosas (IoT), hasta la economía de Internet y la creciente participación del gobierno. Explora cómo estas fuerzas impactarán en áreas clave, como las brechas digitales, las libertades y los derechos personales, así como los medios y la sociedad. Puestas juntas, estas fuerzas cambiarán Internet de maneras espectaculares en los años venideros.

Algunos de los hallazgos clave que contiene este informe:

  • La inteligencia artificial e Internet de las cosas nos cambian la vida, pero podrían dar lugar a una “sociedad de vigilancia”

La inteligencia artificial e Internet de las cosas tienen un enorme potencial para simplificar y mejorar la vida de la gente, pero solamente si las consideraciones éticas dirigen el desarrollo de la tecnología y guían su uso. Debido a que la inteligencia artificial e Internet de las cosas permiten recopilar grandes cantidades de información personal, existe el riesgo de que, sin salvaguardas y control del usuario, pueda emerger una “sociedad de vigilancia”.

  • La creciente inquietud por la seguridad podría minar la libertad y los derechos personales

Los asuntos relativos a la seguridad cibernética presionarán a los gobiernos para que tomen decisiones que podrían deteriorar la gobernanza global, abierta y distribuida de Internet. Las medidas destinadas a la seguridad del ciberespacio pueden minar los derechos y las libertades personales. Sin un cambio de curso, las libertades en línea pueden estar acercándose a un punto de declive irreversible.

  • El optimismo reina todavía

Los usuarios más jóvenes y los de los países en vías de desarrollo son especialmente optimistas acerca del futuro de Internet y de la posibilidad de usar la tecnología para mejorar sus vidas y crear su futuro.

  • La naturaleza de la brecha digital cambiará

A medida que Internet transforme cada sector de la economía mundial, las brechas digitales del futuro no se deberán solamente al acceso a Internet, sino también a la diferencia entre las oportunidades económicas que estarán disponibles para algunos, pero no para otros. El vínculo entre la seguridad y la prosperidad económica crecerá y dará lugar a una posible una división en la seguridad, que separará a las personas o los países que pueden proteger sus activos digitales de los que no pueden hacerlo.

El informe señala que la implementación de Internet de las cosas y la inteligencia artificial transformará economías y sociedades enteras en los años próximos a través de la automatización y la convergencia del mundo físico y el virtual. Esta transformación cambiará la naturaleza de la brecha digital tal como se ha definido históricamente (es decir, la división que existe entre los que tienen acceso a Internet y los que no lo tienen).

Aunque muchos en la comunidad global de Internet Society estuvieron de acuerdo en que Internet está enfrentando un periodo de cambio sin precedentes, también reafirmaron las ideas centrales que han moldeado Internet hasta la fecha.

“Nuestra amplia investigación muestra claramente que, tal como sucedía hace 25 años cuando se fundó Internet Society, la gente cree que los valores centrales de Internet aún siguen vigentes: que debe serglobal, abierto y seguro, y se debe utilizar para el beneficio de la gente de todo el mundo”, dijo Sally Wentworth, vicepresidente de Política Global para Internet Society.

Muchas de las opiniones expresadas en el informe ilustran la creencia generalizada en el potencial de Internet para seguir generando un cambio positivo en la vida de las personas. Los encuestados, especialmente la juventud de los países en desarrollo, señalaron el crecimiento de las nuevas tecnologías y aplicaciones como la evidencia de que Internet continúa promoviendo la innovación, y los beneficios que la conectividad puede brindar para la educación, la salud, la prosperidad económica y el cambio social.

Sin embargo, estas esperanzas y creencias se ven contrarrestadas por el temor extendido de que hay fuerzas importantes en acción, que pueden minar la promesa de Internet para las generaciones futuras. Por ejemplo, muchos creen que la libertad de Internet continuará disminuyendo en todo el mundo debido a la vigilancia generalizada, a las interrupciones en su funcionamiento y a la regulación del contenido. También hay quienes opinan que el panorama de los medios se hará más complejo y que la separación de la realidad y la ficción se tornará más difícil.

Algunas personas están preocupadas por la amenaza de nuevas brechas, que no solo profundizarán las diferencias existentes entre países, sino también en la sociedad como un todo.En especial, el informe explora el surgimiento de una nueva división en la confianza y la seguridad, caracterizada por amenazas cibernéticas que continúan multiplicándose, y una distancia creciente entre los usuarios conscientes de la seguridad y los que carecen de habilidades, conocimientos y recursos para protegerse en línea.

“Descubrimos que las personas comparten en igual medida un sentimiento de optimismo y desilusión respecto al futuro de Internet. Aunque no hay garantías de lo que nos espera, sabemos que la humanidad debe estar en el centro del Internet del mañana. Internet debe continuar beneficiando a la gente y creando nuevas posibilidades sociales y económicas para satisfacer el principio sobre el cual se creó. Deberíamos poner atención a las advertencias de este informe y empezar hoy mismo a tomar las medidas que nos ayudarán a mantener Internet funcionando para todos, en todas partes, en el futuro”, agregó Wentworth.

En el informe, se ofrecen recomendaciones clave para empresas, organizaciones de defensa, gobiernos y otros actores para ayudar a asegurar que el Internet futuro siga centrándose en el usuario y continúe funcionando para el beneficio de todos.

Fuente: iabcolombia.com

Artículos relacionados